V CANTO – KASHMIRE

145,00

EXTRAIT DE PARFUM

Esta fragancia habla sobre la seducción y el deseo. Sensual y provocadora, es como los ungüentos antiguos utilizados por las vestales de los templos sagrados.

(Colección Blue)

100 ml

Regalo por compra


Notas
Notas de salida
ámbar, bálsamo de copaiba, cachemira
Notas de corazón
vainilla, geranio, ylang-ylang, sándalo
Notas de base
ládano, vetiver, pachulí, almizcle
Familia olfativa
Oriental amaderada

4 in stock

 

Descripción

El tierno abrazo de dos amantes que calienta el corazón como un gran abrigo durante las frías noches de invierno. Una fragancia que cautiva por su estructura articulada. El usuario de esta fragancia dejará una estela intensa y profunda, un sello de presencia inolvidable.

Este extracto de ámbar combina el amor sagrado y profano. Se vuelve más cálido y suave por las notas de la flor de ylang-ylang, elevado en la esfera holística del bálsamo de copaiba, también conocido como bálsamo del jesuita por sus propiedades curativas milagrosas. Un aroma envolvente y tranquilizador como un escudo invisible que puede narrar el carácter fuerte e intransigente de aquél que lo lleva. Este perfume nos da la fuerza y la energía positiva para lidiar con los “dragones” que encontramos en nuestro viaje”.

 

Perfumista: Paolo Terenzi

Año: 2014

Información adicional

Tamaño

100 ml

Tipo

Extracto de perfume

Género

Unisex

NOTA DEL EDITOR

La inspiración de esta colección proviene de la unión de dos cuerpos sumergidos en un abrazo. Estos dos cuerpos son el de la dama Francesca y el del caballero Paolo. La forma del frasco representa el cuerpo femenino con sus curvas sinuosas, mientras que el tapón lacado en metales preciosos y pesados representa el casco del caballero, correlacionado con el escudo que cubre su pecho. El frasco, cubierto de suave terciopelo azul enfatizado por el acabado plateado del tapón y el medallón, se inspira en el vestido que llevaba Francesca en ese momento, todavía accesible para visitar en el Museo dell Castillo de Gradara.

La innovadora caja se abre de la misma manera que las imponentes puertas del mencionado castillo; aún hoy estas puertas siguen protegiendo las riquezas y bellezas que alberga el palacio. La caja, con igual fuerza, protege el precioso extracto contenido en el frasco y permite revelarse sólo a su “Rey” o “Reina”.